El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 30 de octubre de 2013

Moskvitch 410 de DeAgostini



Pertenece a una colección de coches rusos de la Ed. Planeta DeAgostini para Rusia.


"Moskvitch" ("Moscovita") fue una firma fabricante de automóviles rusa propiedad de AZLK entre 1945 y 199, pasándose a llamar OAO Moskvitch entre 1991 y 2002.

Uno de sus modelos más famosos fue el 402, una pequeña y robusta berlina introducida en el mercado ruso en 1956. Teniendo en cuenta el uso al que sería destinado principalmente el coche (la red de carreteras soviética con sus terribles condiciones de firme) se vio rápidamente que sería interesante contar con una versión de cuatro ruedas motrices y carrocería elevada: había nacido la variante 410, de la que se llegaron a producir unas 9.000 unidades entre 1957 y 1961 (incluyendo la versión familiar 411).

Estos vehículos se movían inicialmente gracias a un propulsor de 1.2 litros y 35 CVs, con cuatro cilindros en línea aunque en 1958 se sustituyó por un bloque más moderno de 1.3 litros y diez caballos más, renombrándose el vehículo como 410N. Originalmente concebido como vehículo de equipo para reparación de maquinaria agrícola, está hoy considerado como el "abuelo" de los modernos automóviles de concepción SUV ("Sport Utility Vehicle"). Aunque su velocidad máxima era un tanto modesta (90 KM/h), su altura al suelo y su caja de cambios manual de tres velocidades + 2 auxiliares lo hicieron una buena herramienta de trabajo para aquellos duros años en la URSS.





Realmente este pequeño Moskvitch dio de sí una bonita réplica y muy curiosa además, con esos neumáticos tan grandes y la altura al suelo tan elevada que tiene. Aunque se ve cierta falta de calidad, es una miniatura que cuenta con muy buenos detalles externos (me gustaron mucho los cromados) y un interior poco detallado, pero suficiente (el original seguro que tampoco era demasiado alegre). Muy buenos bajos, mostrándose los ejes de transmisión y otros elementos que normalmente no se ven. Y además, el molde es bueno y está bien pintado en un color que le sienta estupendamente bien.



























domingo, 27 de octubre de 2013

Ford Focus MkI de Minichamps (Edición Dealer)



Desde 1998 el Focus ha sido el compacto global de Ford. Diseñado para sustituir al Escort (o Laser en algunos mercados), el Focus logró desbancar al Toyota Corolla en 2012 como el modelo de automóvil más vendido de todos los tiempos entre las tres generaciones que han visto la luz hasta ahora (2013).

El modelo original tomó forma a partir de un concept-car presentado en 1991 en el Salón de Ginebra por Ghia. Siguiendo la filosofía del "New Edge Design" de Claude Lobo que ya se había visto en el Ka o el Cougar, el Focus era un hatchback diseñado de forma muy inteligente con un bajo centro de gravedad y un sistema de suspensión independiente "Multi Link" que fue la referencia en su época (tanto que en la revista "Motor Trend" se dijo que en la prueba de slalom de conos lo hizo tan bien como el Bentley Continental o el Jaguar XJ8L). Al ser un vehñiculo pensado para un mercado global, el Focus se ensambló en Alemania, España, Argentina, EEUU, México, Venezuela, Filipinas, Taiwán y Rusia, bajo la forma no solamente de hatchback de tres y cinco puertas si no también en la familiar y la sedán de cuatro puertas.

También destacó por sus sistemas de seguridad activa y pasiva al lograr cuatro estrellas en el EuroNCAP y por su paleta de motores en gasolina y diesel, siempre con cuatro cilindros en línea. Según mercados, en gasolina existieron con 1.4, 1.6, 1.8 y 2.0 (éste último también con Turbo y denominado ST, con 215 CVs fue el más potente de la gama). En diesel, primeramente existió con el viejo Endura TDDi de 1.8 litros y 90 CVs siendo sustituido en 2002 por el Duratorq TDCi y 116 CVs. En cuanto a las cajas de cambio, estaban disponibles unas manuales de 5 y 6 velocidades y en opción una automática de cuatro.

En Europa las ventas de esta serie fueron realmente bien y aunque había reticencias en cuanto a su éxito en EEUU (en donde Ford Europa siempre había fracasado en la venta) el hecho es allí logró también muy buenas cifras de venta, lo que contribuyó a que globalmente el Focus fuera el automóvil más vendido en el mundo entre 1999 y 2004. Este modelo también fue recordado por su fiabilidad, demostrada por estudios hechos en Alemania en donde batió a sus rivales alemanes y japoneses (muy reputados sobre todo por sus niveles de calidad).

Es necesario también recordar que el Focus tuvo una muy buena carrera deportiva en el mundo de los rallyes (Focus RS WRC) teniendo como pilotos a Colin McRae, Carlos Sáinz o Markko Märtin, con los que la marca del óvalo logró varios triunfos de gran resonancia mundial.

Volvemos con otra miniatura de Minichamps para Ford inicialmente concebida para su venta en concesionarios. Esta primera serie del Focus también se halla disponible con carrocerías de cinco puertas, sedán y familiar dentro de una serie de cajas azules pudiéndose conseguir a muy buen precio. En este caso, mi Focus presenta un buen molde y un pintado dentro de la media, con un buen interior y correctos detalles externos (quizás las luces traseras algo incorrectas) aunque el bajo peso de la miniatura parece dar la impresión de cierta falta de calidad (realmente, no es asi). Buen detalle de los bajos, con todo el conjunto de escape pintado en color aluminio. Es una réplica bastante aconsejable, que no brilla pero que guarda una buena línea media general.


















jueves, 24 de octubre de 2013

Ford Fiesta MkV de Minichamps (Edición Dealer)



Tras el final de la cuarta generación del Fiesta, en abril de 2002 se reveló el nuevo modelo con importantes mejoras en seguridad: ahora el Fiesta llevaba de serie ABS y Airbags de conductor y pasajero. Y no solamente eso, si no que se incorporaron nuevos motores que ayudaron a conseguir que esta serie del Fiesta (que fue la sexta en el Reino Unido) fuera la más vendida de su historia.

Los motores disponibles en esta ocasión fueron (siempre en arquitectura de cuatro cilindros en línea) unos 1.2, 1.3, 1.4, 1.6 y un 2.0 con un máximo de 150 CVs para este último (Fiesta ST). En cuanto al diesel, se utilizaron los nuevos TDCi provenientes de una "joint venture" con el grupo francés PSA, en cilindradas de 1.4 ocho válvulas y 1.6 con dieciséis. Las carrocerías disponibles fueron bicuerpo con tres y cinco puertas y una sedán de cuatro para ciertos mercados solamente. Esta serie se fabricó en muchos países no solamente europeos, si no sudamericanos y asiáticos también, continuando actualmente en producción (a pesar de que la sexta generación apareció en 2008 en Europa). En los fabricados para el Mercosur  llevan diferentes calandras y motores, habiéndose efectuado un restyling en 2010 para asemejarlo al modelo de la sexta serie, aunque en Chile importan los Mk VI desde México ya que el anterior no cumple los requisitos antipolución de su mercado.

Hace poco presenté la serie anterior del Fiesta, también de Minichamps, en el que si bien se reconocía que era un modelo más o menos fiel lo cierto es que el original no fue del agrado de casi nadie. En esta ocasión la miniatura parece hecha con más fidelidad y mejor acabado aún, siendo un modelo "Dealer" de venta en concesionarios de la marca del óvalo. Ahora el interior está más detallado, los detalles externos son más precisos y el molde es bastante fino y muy bien pintado. Si no nos gusta esta variante de tres puertas Minichamps también ofrece el Fiesta en versión de cinco y queda por averigüar si existe la deportiva ST, que para mí fue la mejor versión de este Fiesta por sus grandes prestaciones y atractivo precio.

















martes, 22 de octubre de 2013

Nissan Skyline RS Turbo C de EBBRO



La serie Skyline del constructor japonés Nissan ha sido desde 1955 una gran familia de vehículos compactos, SUV, deportivos y compactos premium originalmente producidos por Prince Motor Company (absorbida en los 60 por Nissan). Aunque son vehículos sobre todo pensados para Japón, algunos de ellos llegaron a salir fuera de su ámbito nacional y son considerados como auténticas leyendas del "drifting" y el "tunning" internacional.

Nos detendremos (por ser el objeto del análisis de la miniatura de hoy) en la versión más potente de la serie R30, que apareció en 1984 bajo la forma de un largo coupé de dos puertas y un diseño plagado de aristas. Nos referimos al famoso "Tekkamen" ("Máscara de Hierro"), denominado así por el tratamiento de su parte frontal. Este impresionante vehículo (que particularmente me recuerda al Nissan Leopard, con el que llegó a coincidir) incorporaba un motor de dos litros con la adición de un turbo intercooler, mediante el cual se alcanzaban los 205 CVs ayudados por un sistema de encendido al cual denominaron como PLASMA. Su "look" rojo y negro parecía sacado directamente del infierno, al igual que su llamativo interior deportivo que no renunciaba a muchas comodidades: ventanillas eléctricas, aire acondicionado y dirección asistida que se alejaba mucho del concepto espartano de modelos anteriores de Nissan. Como opción se ofreció la transmisión automática, ya cercana la fecha del fin de la fabricación de esta serie especial (1985).

El vehículo se convirtió en objeto de culto hasta el día de hoy (sobre todo en Japón, como es natural) y contribuyó mucho en refrescar la imagen de la "etiqueta" Skyline en los años 80. También allanó mucho el camino para que reapareciesen los posteriores GT-R, que no tenían presencia en el mercado japonés desde el modelo Skyline C110 de 1973. En cuanto a su carrera deportiva, logró en Australia ganar en 1986 el Campeonato de Constructores en solitario y en 1987 junto a BMW.

Bastante impactado por esta excelente miniatura del constructor japonés EBBRO, y dentro de su serie de clásicos "Oldies", me dispongo a comentar (o más bien "alabar") las muchas virtudes de un modelito que debe ser ejemplo del diecast moderno: impecable molde, con su pintado en justa medida, interior soberbio y un detallado externo para quitarse el sombrero. Para sobresaliente, las fabulosas llantas, el tintado de los cristales traseros y las luces posteriores (que son de lo mejor que he visto en mucho tiempo en esta escala). Tan solo los bajos "ahogan" un poco mi entusiasmo y la falta de algún detalle de apertura, pero esto son deseos no concedidos más que otra cosa que no empañan la grata impresión que me dejó este desconocido modelo de Nissan.





















domingo, 20 de octubre de 2013

Volkswagen Golf GTi MkIV de Minichamps






La cuarta generación del compacto Golf no entró en escena hasta el otoño de 1997, siendo una de las series más exitosas en toda su historia desde el lanzamiento del primer Golf. Fue el coche más vendido de Europa en 2001 y, hasta que el modelo dio paso a la siguiente generación en Europa en 2004, se vendieron un total de 4,3 millones de unidades en todas sus variantes por gran parte del mundo. Fue ensamblado en Alemania, Brasil, Bélgica, Eslovaquia, Sudáfrica y China, mercados a los que sedujo por su interior de alta calidad y gran nivel de equipamiento aunque todo esto resultó en una importante alza en sus costes de producción, lo que se tradujo en un precio de venta bastante alto.

El MkIV iba destinado a competir con un poderoso rival (que también era su pariente cercano), el Audi A3, al que batía por una mayor amplitud en la gama de carrocerías y motores. Aparte de la versión compacta en tres y cinco puertas existió una variante tricuerpo (denominada Bora o Jetta según mercados), una cabriolet y la familiar Variant. En Europa dispuso de una amplia gama de motores de gasolina y diesel, en el que no faltaban arquitecturas de 4, 5 y 6 cilindros y cubicajes desde un básico 1.4 hasta el magnífico 3.2 con 240 CVs que llevaba la versión R32. En cuanto a sus cajas de cambio había para dar y tomar, con las habituales manuales de cinco y seis velocidades y las automáticas de cuatro y cinco, además de la secuencial DSG de seis. También se pudo escoger modelos con simple y doble tracción (4 Motion).

Como era habitual, esta serie del Golf también disfrutó de la versión GTi para aquellos que buscaban un mayor grado de sensaciones deportivas aunque menos "brutales" que las que ofrecía el R32. Quizás atendiendo a ciertos sectores de público que deseaban no llamar tanto la atención, Volkswagen esta vez diseñó un vehículo exteriormente más discreto con una estética poco diferenciada de algunos acabados de modelos inferiores del Golf, como el Trendline. De todas formas era fácilmente identificable por sus llantas BBS en el exterior y los asientos Recaro o las terminaciones en madera de arce del salpicadero en el interior. No obstante, también apareció una versión "25 Aniversario" con llantas de 18 pulgadas, faros de xenón y asientos de piel.

Los GTi eran interesantes sobre todo en el hecho de que se podían comprar eligiendo entre una amplia paleta de motores tanto de gasolina como de gasóleo, en cuatro y en cinco cilindros y de 1.8 y 1.9 litros turboalimentados, siendo la versión más "picante" la 2.3 V5 con 20 válvulas y 170 CVs. Estos modelos siguen siendo hoy en día piezas muy valoradas en el mercado de ocasión (y ya no digamos los R32) convirtiendo estos coches en unos verdaderos mitos para los más "quemados".









Pasando a la cuestión del análisis de la miniatura, se nota que es un Minichamps ya veterano por ciertos detalles de exceso de pintura y un molde un poquito basto. No obstante, este modelo está muy buscado y no es sencillo encontrarlo a precios "decentes"; yo simplemente tuve suerte. Encuentro también algo flojos los "cristales" laterales y el interior (poco trabajado) pero se puede disculpar por la veteranía del modelo. Sí me gustó bastante la elección de ese color azul tan carismático para el modelo real, la trasera, faros y las estupendas BBS de 16 pulgadas (o tal vez 18?) que aquí aparecen reducidas de forma excelente. Como no hay mucho tampoco en donde elegir y el modelo es más bien escaso, tendremos que darlo por bueno... es lo que hay.