El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 30 de marzo de 2015

Maserati Mistral Spyder de IXO





La versión descapotable del Maserati Mistral solo llegó a producirse en un número de 123 unidades, lo que da idea de su exclusividad. Junto con su hermano el coupé, los Mistral tenían la misión de sustituir al exitoso 3500 GT jugando las cartas del aerodinámico diseño de Pietro Frua y unos potentes motores seis cilindros en línea con 3.7 y 4 litros de cilindrada que sobrepasaban los 250 CVs. El coupé se presentó en Turín en 1963 y se puso en producción un año después pero realmente la versión más especial fue el "Spyder", un precioso cabrio con capota plegable que permitía disfrutar del placer de conducir al aire libre.

Este cabrio fue de los pocos que Maserati ha producido en su historia y también uno de los más vendidos. La versión de cuatro litros estuvo disponible con sistema de inyección Lucas pero no para el mercado estadounidense, pues era algo complicada de regular y allí se determinó importar oficialmente solo las versiones con carburador. Su calidad de construcción fue notable y también su ligereza, gracias sin duda a su chasis construído en un 70% de aluminio y 30% de acero que lo hacían menos complicado de conducir que su antecesor el 3500 GT. Redondeaban el panorama un precioso salpicadero y unas llantas Borrani (que al final de su vida comercial fueron sustituidas por unas menos afortunadas en aleación), haciendo las delicias de sus afortunados (y ricos) propietarios.

Finalmente en 1970 estos bellos vehículos salieron del catálogo de Maserati y las unidades que han perdurado en el tiempo no han hecho otra cosa que revalorizarse, estimándose su precio actual en más de 120.000 euros. Tienen en contra algunos problemas de óxido y su competencia (Ferrari sobre todo), y el hándicap de la aversión de muchos puristas hacia los motores de seis cilindros en línea...





Hace un tiempo presenté una floja versión del Mistral coupé de coleccionable y siempre lamenté no haber podido conseguir un modelo de más calidad de este automóvil, por lo que ahora me "desquito" mostrando la variante descapotable que IXO realizó hace ya años. Un modelo claramente a la altura de lo que podían hacer otras marcas de más renombre y que no deja indiferente a nadie por sus detalles, como su preciosa capota recogida, un fantástico interior y unas Borrani totalmente realistas. Igualmente relucen su molde y el pintado, así como todos los detalles externos incluyendo su matrícula californiana. Solo los bajos ennegrecen un poco el panorama y la ausencia de los parasoles, pero son lunares que no afean para nada un cuerpo tan bonito.























miércoles, 25 de marzo de 2015

Bernard 110 MA 18 CA6.53 "La Centrale Électrique Cirque Pinder" de Direkt Collections



Pertenece a una colección temática francesa mediante abono sobre el circo Pinder.


En 1951 Charles Spiessert (el famoso propietario del Circo Pinder, establecido en Francia pero de raíz inglesa) deseaba renovar sus viejos grupos electrógenos ya que se quedaban insuficientes para generar la electricidad que su circo necesitaba. Para ello se puso en contacto con uno de los fabricantes de camiones pesados más reputados de Francia, Bernard, quien le proporcionó el primer modelo de la serie salido de la cadena de montaje. El vehículo escogido fue el modelo 110 MA 18 CA6.53 (o más cortamente "El señor de la ruta" según los conductores franceses), un camión muy elegante de tres ejes con un largo morro luciendo orgullosamente un imponente radiador y unas aletas redondeadas, siendo su  trabajo de carrocería realizado en Bléré (Francia) sobre la base de un furgón. Este camión transportaba un par de generadores Diesel con una potencia conjunta de 140 CVs y estuvo funcionando hasta 1973, quedando en poder de la empresa actualmente y en buen estado de uso.

Este camión ("El 28", tal y como lo nombraban en Pinder) era uno de los camiones que la firma Bernard creaba desde 1923, cuando su fundador Edouard dejó la actividad de conversión de camiones militares para la vida civil. El constructor supo labrarse una reputación de hacer camiones fiables y duros pero no solamente quedó en eso, si no que llegó a innovar al crear en 1960, por ejemplo, un furgón frigorífico de 8 ruedas y 32 toneladas que por la miopía de las autoridades no tuvo homologación.

Tras la muerte de Edouard en 1951 y a pesar de que sus herederos intentaron seguir con la empresa, la marca conoció serios problemas financieros por la concurrencia (y alguna mala realización técnica, como sus motores refrigerados por aire de 200 CVs) y ni la compra de la firma por parte de la norteamericana Mack pudo impedir que Bernard desapareciese en 1967.






Este precioso camión de circo es uno más de la impresionante serie de vehículos del circo Pinder, siendo el primero de una serie de vehículos "añejos" que existieron realmente y que formaron parte de los recuerdos de muchos niños franceses ahora adultos. El Bernard salió en oferta de lanzamiento en 2014 por parte de la editorial Direkt Collections a un precio de solamente 5 euros y sin necesidad de compromiso de abono, por lo que es una pieza que cotiza cada día más pero que aún podemos encontrar normalmente por Ebay. Esta miniatura está totalmente realizada en zamac (se nota en su peso!), contando con la pieza del cartel y los espejos totalmente separados pero acoplables y muestra unos llamativos colores perfectamente aplicados así como unos interiores que minuciosamente reflejan mandos y controles de la maquinaria. Lo mejor hay que buscarlo en la calandra (con el fotograbado de la marca) y desde luego en el detalle de las puertas laterales de apertura solamente por un costado que dejan a la vista los grupos electrógenos, quizás el punto más flojo del modelo (los encuentro algo "plasticosos"). Al mirar en los inexistentes bajos no aparece por ninguna parte la procedencia del modelo pero algo me dice que se puede tratar de un IXO... Realmente es una pena no saber quien firmó esta pequeña obra maestra del diecast, totalmente recomendable al igual que el resto de la colección.






























sábado, 21 de marzo de 2015

Opel Blitz MkI "Adam Schuch" de IXO/Eaglemoss




Blitz ("Relámpago") fue la denominación que el fabricante alemán Opel dio a su gama de camiones ligeros, medios y furgonetas que estuvo disponible entre 1930 y 1975. Aunque el nombre siguió unos cuantos años más bajo la marca Bedford, Opel ha designado a sus vehículos industriales ligeros como "Movano" y están basados en el Renault Master.

La serie presentada hoy corresponde a la primera, apareciendo en 1930 bajo la forma de un vehículo de carga capaz para una tonelada. Cuatro años después ya existían catorce versiones diferentes con capacidad para cargar sobre las dos toneladas y media y, como era normal en aquellos años del régimen nacionalsocialista alemán, las autoridades decidieron desarrollar en masa estos camiones y construyeron la Opelwerk en Brandenburgo en 1935 con el fin de producir los chasis en gran número (unos 130.000 hasta 1944). Las versiones de medio tonelaje llevaban originalmente un motor de gasolina y casi 70 CVs procedente de la norteamericana Buick pero en 1937 se equiparon con el más moderno motor de seis cilindros en línea (y 75 CVs) que usaba el automóvil Opel Admiral.

A partir de 1939 el fiable Blitz de tres toneladas fue profusamente utilizado por la Wehrmacht durante la guerra en muchas variantes (sobre todo con tracción total y semiorugas) sufriendo lo indecible, pero siempre menos que los prisioneros de guerra que tuvieron que ensamblarlos. Estos vehículos iban submotorizados hacia el final de la contienda con el motor de 55 CVs "Super 6" y tras el bombardeo de la fábrica de Brandenburgo incluso llegaron a ser fabricados en la factoría de su gran rival Daimler Benz en lugar de su L3000. Al llegar los rusos desmantelaron las instalaciones de Opel Brandenburgo pero el Blitz siguió siendo construido en las de Mercedes Benz (con el nombre L701) hasta 1949 y en Opel Rüsselsheim hasta 1954.

Finalmente el modelo encontró su relevo a mediados de los años 50 con un nuevo camión de formas más redondeadas en un intento de no perder la primera posición que tenía en el mercado de los camiones hacia 1950 y que terminó perdiendo, finalmente, en favor del Mercedes Benz L319.












La presente miniatura representa un pequeño misterio para mí en lo tocante a su procedencia, pues no sé si forma parte de alguna colección mediante abono (tal y como suele pasar con la editorial Eaglemoss) o si es solamente un test. Tenemos otro muy parecido en la colección de "Camiones de Antaño" de Altaya con el mismo chasis pero con otra decoración también referida a una casa de venta de muebles (entrega n.21). De todas formas lo que vale para éste también sirve para el de Eaglemoss, y en ellos veo un buen molde, con una deco algo austera (lo mismo que el interior) y finos detalles externos en las ruedas y todo tipo de barras de hierro pintadas que vemos por los bajos. Es un camioncito de pequeño tamaño y bastante alto, con una caja de chapa y puertas altas ideal para su cometido de transporte de muebles y que presumiblemente prestó servicio tras la guerra. No lo considero de los camiones más bonitos que yo haya visto, pero lo encuentro interesante y no muy lejano a lo que podría haber hecho Minichamps costando algo menos.


















                                           Un Opel Blitz de la Luftwaffe con su conductor.












lunes, 16 de marzo de 2015

Citroën Type 45 de IXO/Salvat



Pertenece a la colección de kiosko de la Ed. Salvat/Hachette España "Autobuses y autocares del Mundo".


Sin duda los años 30 fueron los más agitados y turbulentos de la compañía de André Citroën, quien murió precísamente en esa década. Modelos como la furgoneta Tub, los automóviles Rosalie y Traction Avant o el Type 45 se desarrollaron en esos años y perduraron varias décadas gracias a su calidad de construcción y a su robustez. Pero en el ámbito de los vehículos pesados los representantes llevaron los nombres de C6, Type 29, Type 32 y Type 45 por orden cronológico. Estas misteriosas denominaciones sencillamente se referían a los chasis y motores que fueron la base de autocares y camiones que recorrieron Europa y las colonias francesas de África y América, prestando servicio en algunos casos hasta prácticamente la actualidad.

El Type 45 (4.5 toneladas de carga útil) apareció en 1934 siendo coetáneo del revolucionario Traction Avant, y aunque menos revolucionario que este sí incorporó la novedad de tener una mecánica no derivada directamente de un automóvil y concebida para ser acoplada a su chasis de largueros para vehículo pesado. En el caso de los autobuses Citroën creó para él una carrocería de acero tipo "pullman" disponible con 23 y 29 plazas en el caso de aquellos modelos para desplazamientos interurbanos y motorizados mediante un bloque de seis cilindros a gasolina, con 4,6 litros de cubicaje y 73 CVs de potencia. Este motor fue el que más se instaló a pesar de que también estuvo disponible una versión diesel (Type 45 Di), pero no contó con demasiada aceptación a pesar de su suavidad; recordemos que los motores Citroën eran realmente una delicia en su funcionamiento ya que estaban montados sobre bloques de caucho. A esa tecnología la marca francesa la denominó como "motor flotante" y tuvo su correspondiente mascota en la figura de un majestuoso cisne. En cuanto a la caja de cambios ésta era de cuatro velocidades, los frenos de tambor a depresión (no eran duros de accionar) y la velocidad máxima que se podía alcanzar era de unos 70 Km/h.

Las cosas no iban demasiado bien para la marca en aquellos años 30, tan agitados en todos los órdenes, y finalmente también llegó la guerra para Citroën. Los autobuses fueron requisados para transporte de las tropas alemanas y ya de paso, para hacer su propias excursiones turísticas... finalmente la contienda terminó y la producción se reanudó. Sin productos nuevos para vender Citroën se enfocó en los vehículos ligeros y no evolucionó los pesados, aunque aguantaron más o menos el tipo unos años pues eran muy fiables y conocidos por los mecánicos. Así, llegó el año 1953 y tras haberse construido unos 72.000 chasis los Type 45 dejaron su lugar al nuevo modelo 55, un producto mucho más moderno y que fue igualmente bien recibido.

Los Type 45 autobús no obstante tuvieron mucho tiempo para ser "vestidos" por los mejores carroceros de la época como Currus, Frappa o Heuliez quienes realizaron en algunos casos interesantes propuestas de carrocerías con cromados de cabina avanzada al estilo americano o al estilo futurista en otros. De todas formas siempre se mostró como un autobús de escasa capacidad y muy superado para el transporte cómodo a largas distancias (no tenía ni bodega para maletas pero al menos sí tenían buena calefacción), aunque el mismísimo André Citroën aprovechó ya en 1931 para hacer negocio creando una compañía de autobuses que utilizaba sus mismas producciones y que llegó a perdurar hasta 1977 nada menos.





Seguimos con esta pequeña historia de las reproducciones de autobuses mundiales y ahora le corresponde al Type 45, un autocar ligero y muy clásico  pero con un pesado molde metálico. A primera vista da la impresión de ser un modelo reeditado de hace muchos años, pues lo encuentro bastante falto de precisión en los detalles y algún que otro fallo de fabricación (todos los que he visto tienen descolgado el paragolpes delantero). El pintado al menos es correcto y el interior pasable, pero se esmeraron más en las maletas del techo y en la trasera (escalerita y las dos ruedas de repuesto). Creo que esta miniatura fue el "test" que usó Hachette/Salvat en Francia y tiene algunas diferencias menores con respecto al modelo de producción a nivel de la posición de la escalera y tamaño de algunos distintivos, pero ambos son igualmente válidos y bonitos a mi modo de ver.

















                         Increíble pero cierto, uno de ellos participó en el Rallye de Montecarlo!