El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 31 de agosto de 2015

Ford Galaxy Ghia MkII de Minichamps




El Galaxy es un monovolúmen de tamaño medio/grande producido por Ford en Europa que ha conocido dos generaciones hasta el presente año (2015). Fue introducido en 1995 y ha serido de inspiración a su hermano menor el S-Max y al principio se construyó junto con otros dos modelos del Grupo Volkswagen en Palmela, Portugal (los modelos eran el VW Sharan y el SEAT Alhambra y la planta de donde salieron, AutoEuropa).

La segunda serie de este gran monovolúmen apareció en 2006, siendo su presentación en el Salón de Ginebra. Este modelo ya no se fabricaba en Portugal pues Ford se retiró del "joint-venture" para fabricarlo en Genk, Bélgica. Debido a su tamaño, Ford se tuvo que apartar de su línea de diseño "Kinetic" del resto de modelos de la gama aunque algunos elementos seguían presentes en él (como la calandra trapezoidal). Para motorizarlo se usaron bloques de dos (!) y cuatro cilindros en línea movidos por gasolina y gasoil, aunque el modelo "Flexifuel" aceptaba otros tipos de combustible. Las potencias declaradas iban desde los 100 CVs del 1.8 TDCi (diesel) hasta los 203 del dos litros "Eco Boost" y las cajas de cambio asociadas eran o bien manuales de 5 y 6 velocidades o bien la automática "Durashift 6-Tronic", que en algunos casos venía como de serie.

En esta generación apareció el concepto de la tercera fila de asientos escamoteable bajo el suelo del vehículo y como equipamiento de serie. Todas las butacas son regulables individualmente y tienen cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje, estaba disponible opcionalmente un gran techo panorámico de serie (que la miniatura lleva) y como era un vehiculo destinado fundamentalmente al uso familiar se hizo hincapié en la seguridad, obteniendo una alta nota en las pruebas EuroNCAP.

Para 2010 fue remodelado y se le añadió nuevo equipamiento (luces LED, caámaras de retroceso, equipo de sonido con mayor calidad y sistema de arranque sin llave). Exteriormente apenas se notó la diferencia, pero mecánicamente se eliminaron los motores que no cumplían con la norma Euro 5 y apareció una nueva caja de cambios automática de doble embrague llamada por Ford como "PowerShift".

Y poco más se puede añadir, salvo que se espera una nueva serie para finales de 2015 y que ha sido un vehículo que ha padecido cierta "canibalización" por parte de su hermano (ligeramente) menor el S-Max, que tiene un toque algo más deportivo (si es que esto se puede decir de un monovolúmen). Aunque en honor a la verdad, algunos periodistas especializados dijeron que era (el Galaxy) uno de los vehículos de su segmento más divertidos de conducir.




Como en el Garaje cabe casi de todo (es un decir), en esta ocasión saco a la luz una miniatura de un moderno monovolúmen de Ford bastante bien realizado por nuestra vieja conocida Minichamps. Me pareció que tenía la suficiente calidad como para contar con ella y así ha sido, aunque la pintura metalizada tan oscura cuesta trabajo de ser apreciada convenientemente al modelito no le sienta mal y cumple. Me gustaron las llantas, el frontal, algunos detalles externos (se puede ver el escudito de Ghia, por ejemplo) y algo menos la trasera a causa de los grupos ópticos. El interior, que es muy visible en el modelo, cumple a la perfección y podemos observar hasta una pantallita en color. No es un modelo entusiasmante, aunque como amante de los automóviles que soy creo que debía figurar en mi colección.
























viernes, 28 de agosto de 2015

Skoda Octavia MkI de Abrex




No hay demasiada gente que sepa que hubo un Octavia varias décadas antes de que la marca checa Skoda resucitase el nombre del modelo en 1996, para bautizar a una berlina media que fue un éxito de ventas en Europa y que sigue a la venta actualmente. Pero el primer modelo era un pequeño sedán familiar fabricado por AZNP (que es como entonces se llamaba Skoda Auto) en la planta de Mlada Boleslav y figuraba como el octavo coche salido de la factoría en toda su historia... de ahí lo de "Octavia".

El modelo inicialmente se presentó en el Salónd e Ginebra de 1959 como un sedán de solamente dos puertas y tuvo una vida un tanto corta, pues en 1964 fue sustituido por el serie 1000 MB. Sin embargo, su hermano el "Combi" era un pequeño familiar de tres puertas y conoció una vida más larga al ser discontinuado en 1971. Fueron modelos basados en sus antecesores (los 440 y 445), siendo mejorados sobre todo en lo referente a los esquemas de suspensiones. Estéticamente se diferenciaba en su calandra y en un tablero de mandos más actualizado pero los motores siguieron siendo los mismos bloques de cuatro cilindros y 1.1 litros, existiendo posteriormente un 1.2 (con 40 y 55 CVs de potencia respectívamente). En total se llegaron a producir unas 365.000 unidades contando todas las variantes, lo cual no estuvo nada mal.

A pesar de lo que pudiera creerse por su contexto (un vehículo producido en un país del Este europeo y en plena Guerra Fría), el Octavia se comercializó en Francia y Holanda e incluso llegó a fabricarse en Amberes (Bélgica), donde fue un éxito de ventas. Incluso pudo verse en Estados Unidos, donde un distribuidor de Los Ángeles importó algunos de ellos. Y no solo eso, si no que sobre su base se constuyeron derivados todo terreno (el "Trekka", muy parecido al famoso Land Rover) con el objetivo de venderse en los lejanos mercados neozelandés y australiano.

Para finalizar mencionaré que tuvieron una vertiente deportiva bastante interesante: con este modelo Skoda regresó al mundo de la competición participando en el Rallye del Acrópolis o en el Montecarlo de 1962, consiguiendo la victoria en su categoría y ante tres Alfa Romeo. También existieron unas barquetas de competición construidas en fibra de vidrio que la factoría diseñó en 1957 y un par de coupés "1100 OHC" en 1960, con carrocería de aluminio y capaces de alcanzar los 190 Km/h aunque estos nunca tuvieron la oportunidad de mostrar sus credenciales en alguna prueba deportiva.



Pues bien, ahora os muestro un buen ejemplo de una miniatura bonita, con cierta calidad y bien hecha que no se deja ver demasiado y cuando lo hace es a un precio mayor de lo habitual. Abrex es una marca que está bajo el paraguas de IXO y se dedica sobre todo a reproducir modelos más o menos actuales del fabricante checo Skoda, con una calidad media bastante correcta generalmente. En este caso el sello presenta un modelo de Octavia de 1961 que presentaba cierto "restyling" con respecto al modelo anterior, visualmente lo podemos comprobar por los "aletines" que rematan la parte trasera del coche. Lo que me cautivó de la miniatura fueron sobre todo ciertos detalles externos (como la calandra o las luces traseras) y en menor medida el interior, logrando un modelito que parece habérsele escapado a IST y que quien sabe si no terminará apareciendo en alguna versión policial... Como puntos negativos yo diría la mala calidad de los cromados y la ausencia casi total de los bajos, pero en general recomiendo la miniatura principalmente por su exotismo.

























lunes, 17 de agosto de 2015

Tempo Wiking "Tempo Service" de Atlas/NOREV



Pertenece a una colección alemana sobre vehículos de transporte titulada "Legendäre Nutzfahrzeuge", publicada por Atlas Verlag.


"Vidal & Sohn Tempo Werk" era una empresa alemana establecida en Hamburgo dedicada a la fabricación de furgonetas y camiones ligeros. La marca se creó en 1928 atendiendo a una nueva ley que favorecía con una fiscalidad nula a aquellos vehículos con menos de cuatro ruedas y hasta 200 cm3 de cilindrada, por lo que se creó una gran demanda en el mercado alemán. Aunque comenzaron con el diseño y montaje de triciclos de transporte ya para 1933 la empresa de Oscar Vidal estaba preparada para la comercialización de vehículos con cuatro ruedas no solo para el transporte de mercancías, llegándose a crear una berlina.

Con el tiempo (1959) la empresa se unió a Hanomag (Grupo Rheinsthal) quien a su vez fue comprada por Daimler-Benz AG en 1971 desapareciendo toda referencia a la marca Tempo. Es cierto que esta firma es conocida sobre todo por sus triciclos (llegándose a fabricar incluso en la India bajo licencia por Bajaj) pero no podemos obviar algunos modelos de cuatro ruedas que obtuvieron gran éxito en su época, como el Matador y el Tempo.

Éste último apareció en 1953, siendo un camioncito con una capacidad de carga de 850 Kgs y equipado con un motor Heinkel de dos tiempos, con un cubicaje de 452 cm3 y una potencia de 17 CVs siendo instalado solamente en los primeros dos años de producción. Posteriormente (1955) aparecieron modelos más evolucionados (los Wiking 1 y Rapid) que casi llegaron a una cifra de ventas de casi 40.000 unidades, aunque siempre estuvieron a la sombra de su "hermano mayor" el Matador (llegó a doblar la cantidad de unidades puestas en servicio).




Sobre la miniatura de la colección alemana de kiosko no puedo decir grandes cosas, pues aprecio cierta falta de calidad  y dejadez a la hora de representar fielmente al modelo original. Esto lo remarco por lo irreal del toldo de la caja, las luces traseras, tampografías y los bajos del camioncito, con muchos hueco visibles. La cabina es pasable, pero su interior nuevamente hace que la nota baje. Aunque las ruedas no están mal y el frontal cumple no logran enmendar mucho el panorama, y eso que siendo generoso le perdono el aspecto "plasticoso" del modelito. Si se puede y el modelo es del gusto del lector, le recomendaría mejor la variedad que encontrará comercializados por SCHUCO aunque con la "pega" de un precio tres o cuatro veces superior.
























jueves, 13 de agosto de 2015

Audi A2 de Minichamps (Edición Dealer)





"Transportar cuatro personas desde Stuttgart a Milán consumiendo solamente un depósito de combustible". Se decía que esa era la premisa del "product manager" de Audi en el Reino Unido al tratar de definir el concepto del A2, un revolucionario vehículo construido con muchas partes de aluminio unidas mediante láser. También se dijo que sería un Audi pequeño, pero no barato... Finalmente los compradores tendrían la última palabra, como siempre: conseguirían hacer de este automóvil un éxito o quedaría relegado como una simple excentricidad de la marca alemana?

El A2 era tan especial que tuvo que ser producido en la "exótica" planta de Neckarsulm (Alemania), un lugar en el que se dominaban los trabajos basados en aleaciones de aluminio. Cuando se presentó en 1999 obtuvo el récord europeo de bajo consumo (para un automóvil de cinco puertas) ya que no pasaba en circunstancias favorables de los tres litros a los cien kilómetros recorridos en la versión especial 3L (lo conseguía gracias a su motor diesel TDi, un bajo peso en torno a la tonelada, su caja de cambios automática, neumáticos especiales y al sistema de parada automática "Start-Stop").

Desafortunadamente el ser pionero incluía pagar un alto precio en lo económico (no es barato precísamente el aluminio) y claramente perdió la batalla contra su enemigo el Clase A de Mercedes Benz. Ciertamente que a parte de conducir algo "a la ultima" el pequeño Audi contaba con más alicientes: un espacio interior muy bien aprovechado, buena estabilidad gracias a su reparto de pesos, varias posibilidades de personalización (colores, tejidos y un buen equipamiento estándar) y sobre todo un puñado de buenas ideas preparadas para seducir a una clientela ávida por conducir algo diferente y ecológico. Así, el vehículo estaba repleto de compartimentos ocultos y a la vista, un uso inteligente del alternador eléctrico (incluyendo la gestión del climatizador) y, sobre todo, la trampilla delantera de acceso al mantenimiento. Esto significaba que no se podía acceder al vano motor sin desmontar el capó y la idea era que solamente el usuario pudiese rellenar algunos líquidos abatiendo la (falsa) parrilla delantera.

En cuanto a los motores, aunque se disponían de bloques movidos por gasolina (un 1.4 con 16 válvulas y un 1.6 Fsi de 110 CVs) la clientela escogió mayoritariamente la opción diesel, compuesta por un bloque de tres cilindros con 1.2 litros y dos 1.4, alcanzando los 90 CVs el mayor de ellos).

Por lo demás, y hasta el año 2005 (cuando el jefe del Grupo VAG decidió eliminar al A2 ya que se perdían 4.000 libras en cada modelo vendido) este futurista vehículo cambió poco estéticamente aunque quedaron algunas series especiales destinadas principalmente al mercado inglés y alemán. Anecdóticamente citaré la existencia de un vehículo "caddy" que se usaba en la planta de fabricación y una versión eléctrica excelente, que recorrió 600 kmts nada menos con una simple carga y a la velocidad de 96 Km/h.

Actualmente va camino de convertirse en un coche "de culto", aunque existe un problema acerca del mal envejecimiento que está teniendo el modelo y a la dificultad de su reparación en lo concerniente a la carrocería ya que las soldaduras en aluminio son complejas y requieren tecnología TIG para realizarlas pues el calor afecta al aspecto del material. En España es un Audi que no fue nada raro de ver y que aún es fácil de contemplar rodando alegremente por nuestras ciudades, con un aspecto increíblemente joven para la edad que tiene su diseño.




Correcta versión de Minichamps de un Audi A2 en un color nada visto (lo habitual era verlo en color plata), pero que le sienta francamente bien y que contrasta con su interior. La miniatura está realizada de modo bastante eficaz y no emociona, como suele suceder con los vehículos modernos, pero por su grado de exactitud, calidad y economía merece un puestecito en nuestras vitrinas.






















sábado, 8 de agosto de 2015

Nissan Silvia S110 RS DOHC de DISM




El nombre "Silvia" hace referencia a una serie de vehículos deportivos fabricados por la japonesa Nissan desde 1964 (modelo CSP 311) hasta el año 2002 con el Silvia S15, tomando el relevo los modelos conocidos como 350/370Z fuera de Japón y Fairlady Z en el archipiélago. En todos esos años los Silvia conocieron muchas generaciones y versiones especiales pero hoy diseccionaremos la S110 con motivo de la presentación de la miniatura de DISM.

Dicha serie fue presentada en 1979 bajo la forma de un coupé de dos puertas y un "hatchback" de tres, siendo llamados de varias formas según el mercado en el que fuesen vendidos (Norteamérica y Canadá: Datsun 200SX, México: Datsun Sakura). Para añadir más confusión, en Japón se vendió como Gazelle si era el hatchback y Silvia fue el coupé, vendiéndose incluso en concesionarios diferentes (el Silvia solo se podía comprar en los "Nissan Prince Store"). El diseño de estos vehículos recordaba mucho al Leopard e inicialmente llevaba un motor rotativo tipo Wankel pero se mostró muy poco fiable y se decidió instalar finalmente los motores de la nueva serie Z (con turbo e inyección de combustible). Estos bloques fueron siempre de cuatro cilindros en línea y contaban con cilindradas de 1.8 litros (ideales para no pagar un tipo impositivo alto en Japón), 2, 2.2 y 2.4 litros (en el modelo 240 RS, escogido por Nissan para representar la marca en el Mundial de Rallyes). En cuanto a las cajas de cambio estuvieron disponibles una manual de cinco velocidades y automática de tres.

En Estados Unidos también existió una variante denominada "Gazelle" adaptada a su mercado y que incluía elementos de lujo (como el techo solar). Hicieron un enfoque más lujoso para la versión coupé y dejaron la deportividad para el hatchback, pero detodas formas las diferencias estéticas fueron escasas con respecto a su pariente japonés.

Finalmente en 1983 apareció la serie S12 que supuso un gran cambio en lo estético, relegando al olvido a la anterior serie. Salvo en lo referente al 240 RS, al cual podemos considerar casi un vehículo aparte y mucho más carismático que los otros Silvia, fueron considerados más como sedanes con cierto aspecto deportivo y bastante banal (muchos decían que un 240Z, por ejemplo, era fácilmente reconocible como un verdadero Datsun pero los S110 definitívamente no...).




Y en cuanto a la miniatura tengo que decir que otra vez vuelvo a disfrutar con un DISM y su obsesión por el detalle. Parece que la cosa se anima en Aoshima y les han cogido el gusto a los 1:43, pues siguen presentando novedades y en algunos casos declinaciones de algunos modelos pasados. Pues sí, es una gozada disfrutar de modelos con tanto detallado por todas partes y algún "gadget" (el conocido mando de la altura de la suspensión regulable), pero particularmente en esta miniatura aprecié el trabajo del pintado bicolor y su buen molde, tan preciso que me costó trabajo pensar que no estaba ante un modelo de resina.